Guayabo Petrolero: El análisis de lo que dejo el partido frente a Alianza

Guayabo Petrolero:

Una vez mas, un día mas, y un año mas, el Cali no pudo sonreir al final de los 90° minutos de juego en la calurosa Barrancabermeja, Palavecino y Dinenno aportaron los goles de los verdes, pero estos no alcanzaron para amargar a los de Cesar Torres que demuestran que su aparición en las finales no es casualidad. ¿Cómo le fue a los protagonistas?

Johan Wallens: El portero como ya es habitual en él, exhibió unas de cal y otras de arena en el compromiso, combinando buenos reflejos bajo los tres palos, mas buenas maniobras de achique, con sus malos despejes y flojas salidas en los cortes aéreos. Es toda una quiniela por partido. En los penales, John Vásquez lo engañó las dos oportunidades con su ejecución de ‘caballito’.

Juan Camilo Angulo: El lateral derecho aunque subía a tres cuartos de campo con frecuencia, fueron pocas veces las que profundizo en ataque, y cuando pudo llevó peligro, en el primer gol hace el cambio de frente para Déiber, quien sirvió a Palavecino y en el segundo asistió directamente a Dinenno con su centro medido. Su pegada es su carta de presentación. En el tercer gol rival, (la jugada del penal), no llega al cierre del rematador, cuyo disparo terminó en la mano de Renteria.

Dani Rosero: En los primeros dos goles de Alianza fue un espectador, pero en el tercero tras ser superado con un toque, tenía la posibilidad de ir tras Arias para recuperar el balón o dificultar su remate, pero decidió quedarse atrás, cuando Wallens ya ocupaba la portería. Al final el remate derivó en la mano de Renteria y el penal. Tuvo un comportamiento aceptable durante los 90°, pero no fue suficiente.

Richard Renteria: Cero y van dos, así como el argentino Delorenzi no hace gala de sus dos goles en contra que le han ganado una cruz con la hinchada verde, Renteria no se quiere quedar atrás, dos manos, dos penales y dos rojas en momentos decisivos de partidos importantes, en esta oportunidad la obtuvo de forma directa evitando una opción manifiesta de gol. Una mala maniobra que si llega a la tercera se volverá costumbre. Para revisar. En el primer gol Yhorman Hurtado le hace un ocho y luego elude a Velasco para el centro y gol de Arias. Otra noche para el olvido del abogado.

Kevin Velasco: Pusineri apostó por el joven volante en reemplazo de Darwin Andrade de flojo partido en la final de Copa, para dar frescura al lateral, pero tardó solamente 38° segundos Alianza en aparecer por su sector y cobrar el primero del partido, eso sí, tras un cúmulo de errores de por lo menos 4 jugadores (Rivera, Balanta, Renteria se come un 8, y Velasco al cierre). En ataque siempre se mostró como una alternativa interesante, aunque para jugar por abajo, porque fueron contados sus lanzamientos largos al área. En la jugada del primer penal, estaba concentrado en la jugada interior, Yhorman corrió a su espacio, y Palavecino pendiente lo siguió pero terminó derribándolo con infracción. Puede hacerlo mejor.

Andrés Balanta: El #5 verdiblanco ha mermado su nivel en los últimos compromisos, reduciendo notablemente su capacidad de ubicación e interceptación del juego rival, Alianza Petrolera pasó cada vez que quiso por su zona, pero mas aún por la de Rivera. La seguridad en el medio defensivo, envidia para muchos clubs, y muestra de equilibrio fútbolistico, se ha diluido en momentos clave de la campaña. El joven volante partirá mañana hacía Japón para un amistoso en Hiroshima ante los ‘Samurai Blue’, el próximo jueves, lo que podría habilitar a Renteria si así lo dispone el D.T.

Christian Rivera: El talentoso volante es el diferente de su club, y el país lo sabe, por eso lo marcan, lo buscan y cortan distinto a los demás, pero como un jugador ‘distinto’ debe estar a la altura, aceptar el reto que prepare el rival y desafiarlo hasta no poder más, esa debe ser su característica principal, su rasgo distintivo, su nuevo ADN. Ante el DIM y Alianza, el medio campo fue frágil y el Cali pagó el precio, quedan cinco partidos, cinco finales, para demostrar que su nivel y regularidad no fueron una grata casualidad.

Agustín Palavecino: El argentino tiene un no sé qué?, que gusta a los suyos y preocupa a sus rivales, puede no ser el mas vistoso, pero sí es de los que mas ganas e intensidad intenta poner en los compromisos, anotó el empate acompañando la jugada, y tratando de ser solidario en marca, cometió un penal tapando la zona que Velasco descuido. Para los juegos que restan, es una de las cartas fijas de Pusineri junto a Déiber. Arroyo, Rodríguez y Mercado, tendrán que dejarse la piel por el 3er. lugar.

Carlos Rodríguez: Para el bostezo fue partido del guajiro, quien tras finalizar la Copa Águila y saborear la amargura de la derrota, cual marinero en la proa de su navío, reclamaba titularidad a los cuatro vientos entre los suyos. Pusineri atendió al canto de la sirena, apostó por el creativo, pero él no por su equipo, poco y nada fue su aporte durante los 71° minutos que duró en el Villa Zapata. La zona de Rodríguez fue la parte mas fría, en una plaza tan caliente como Barranca.

Déiber Caicedo: El escurridizo volante mantiene la línea y junto a Palavecino, fueron los elementos con mayor actitud dentro del terreno de juego para los caleños, alegre en su juego, aunque su equipo por momentos era sombrío, aportó una asistencia para el gol de Palavecino, él y el argentino, tienen la llave del medio ofensivo del Cali, para las 5 finales que restan.

Juan Dinenno: El rosarino sigue en racha, anotó el empate transitorio con un gran golpe de cabeza tras centro de Angulo, que terminó por ‘bañar’ al portero Jerez, ya lleva 10 en su cuenta goleadora. El lunar, no pierde la mala costumbre de protestar desde el minuto 1° de partido, el goleador es prenda de lindos goles y de amarillas por igual. Lo feo: La sujeción que le cometieron en el área, daba para penal, mas allá de que exagera un poco la caída, sumado a la mano monumental del zaguero Jeisson Palacios en una intervención anterior, 2 penales, de los cuales el Cali no vio sancionar ninguno a su favor. Ya van mas de 20 juegos sin ese honor.

Los Cambios:

Andrés Arroyo: El monteriano ingresó al 71° de juego, cuando el Cali ya tenía diez hombres en el campo, se puso el overol para jugar de doble ‘8’, marcar (Balanta pasó a ser central) e intentar salir en contraataque. Hizo lo mejor que pudo.

Rafael Tapia: El Sincelejano entró por Palavecino al 79° de partido, se ubicó por la banda izquierda intentando recuperar y salir por ese costado.

Feiver Mercado: El Galapeño hizo su aparición al minuto 86° de partido por Déiber Caicedo, entró por si aparecía una maniobra a balón parado.

El Técnico:

Lucas Pusineri intentó dar vuelta a la página de la final, el segundo objetivo del año está a pocos partidos, realizó algunos cambios para renovar energias, Renteria que regresó, Velasco para el lateral, Palavecino que pedía pista y Rodríguez que la reclamaba desde Medellín (fuera del campo), así y todo, y como si de un espejismo se tratara, 38° segundos necesitó Petrolera paro reavivar la acidez del Cali, pero así mismo, rápida y efervescente fue la respuesta de los verdes, que lograron la igualdad, no una sino dos veces, reacios a perder, con pocos filtros en la mitad pero sin titubeos, el D.T. y los suyos querían la victoria, el local también y la encontraría en un nuevo penal, fiel reflejo de la 1er. final. Su defensa tiene 1.000 fallos, no es virtuosa y brilla por su escasez de recursos y capacidad de resolución, pero es su defensa, el técnico se enoja, grita y reclama, pero luego respira profundo, reflexiona y mira hacía adelante. ¿La formula?, ensayo y error, porque aún sueña en grande con este grupo. 3×2 al final, derrota que aviva el guayabo de la Copa y que solo lo borrará ganar un titulo al compás de los villancicos, por ahora, evoluciona, se transforma y se refina en un guayabo petrolero.

Podio:

1. Yhorman Hurtado: El habilidoso lateral fue el hombre del partido, solo se inventó la jugada para el 1ero. y luego en otra de sus incursiones, fue derribado para el penal del 2×1. Culebrita.

2. John Vásquez: Marcó la diferencia con sus goles, dos buenos cobros desde el punto penal.

3. Agustín Palavecino: El argentino retomó la titularidad y no la quiere volver a soltar, pone un extra en el campo que nunca sobra.

Juan David Arcos Grajales.
Comunicador Social y Periodista
Programa: El Corrillo de Mao
Twitter: @ArcosJD90
Facebook: Juan Grajales
Instagram: arcosjd

Deja tu comentario

Compartir