El análisis sobre como le fue a nuestros jugadores en la final ante el DIM

Dos caras, un empate:

Estadio lleno, juegos pirotécnicos, ambiente de fiesta y carnaval, marco futbolero de final, todo estaba servido en el estadio del Deportivo Cali para que los verdes dieran el primer paso en su busqueda por el título que tendrá su cierre el próximo miércoles en Medellín. Como si de una moneda se tratara, una cara mostró la defensa y otra el ataque, entre el horror y la gloria, en eso se definió la noche azucarera que no pudo pasar del empate 2×2 ante los paisas. ¿Cómo le fue a los protagonistas?.

Johan Wallens: Ni el ambiente, ni los coros, ni el respaldo del técnico y sus compañeros pudo evitar otra noche llena de nerviosismo del portero Wallens, dudoso en los cierres y siempre eligiendo la maniobra ‘espectacular’ ante los remates adversarios, se complicó mas de lo necesario. En el 1er. gol queda atónito ante la presencia de Moreno (aunque se lanzó) y en el penal, elige bien el palo pero el disparo de Cano fue mas rápido. Debe mejorar, si los centrales no están, él debe estar.

Juan Camilo Angulo: El capitán verdiblanco no contó con la soltura en ataque de otros compromisos, gracias al trabajo del rival, y cuando encontró los espacios y la jugada no terminaba de buena forma, inmediatamente se armaba la contra paisa. En el 1T tuvo una opción de tiro libre al borde del área (era un penal claro para el Cali que el árbitro Nicolás Rodríguez ignoró), su remate pasó cerca pero desviado. En la jugada del penal del DIM, tiene una pasividad pasmosa ante Dairon Mosquera, que con su centro armó todo lo demás. No mostró su mejor versión.

Dani Rosero: Fue una noche para el olvido de los centrales, primer pelota de la tarde noche al área, directo al punto muerto de la zaga (entre Rosero y Renteria), Didier Moreno sin referencia cazó el balón y la mando al fondo, al igual que el arbitraje de Rodríguez y sus asistentes, los zagueros no tuvieron intercomunicador para hablarse. En el 2do. tiempo cuando el DIM apretaba, Rosero en un intento de despejar, abanica (descacha), el balón pasa de largo y en su barrida de cierre, Renteria golpea el balón con la mano, derivando en el penal. Juego para el olvido.

Richard Renteria: En la segunda etapa del semestre, para Pusineri se pasó de Rosero y uno más, a Renteria y uno más. A pesar del gol tempranero el defensa hacía un compromiso correcto, con un par de cierres interesantes sobre los atacantes del DIM, pero en la jugada del 2do. gol, que comienza con la pasividad en marca de Angulo y Arroyo (ante Mosquera), el descache de Rosero, al ver el inminente remate de Ricaurte perfilado, Renteria se lanzó en barrida para cortar, con el ‘detalle’ de dejar las manos arriba en su intento de intercepción, la pelota golpea su extremidad, y el árbitro le sacó la amarilla que minutos después encaminaría su expulsión. Tras su baja, el Cali pudo perder el compromiso. Delorenzi será su reemplazo en el Atanasio, ese es su castigo.

Darwin Andrade: Comenzó muy flojo, permitiendo el primer centro del juego que terminó en el gol de Moreno, solo necesitó Déinner Quiñones cambiar de derecha a izquierda el balón para burlar su marca y sacar el centro. El resto del compromiso tendría mas libertades ofensivas, centró algunos balones para Mercado y Dinenno que no tendrían destino de puerta al final, en el 1×1, participa en la jugada previa. En la vuelta en el Atanasio, al igual que Angulo, tendrá que echar mano de su experiencia para guiar a su zaga y el grupo al campeonato.

Andrés Balanta: Con menos lucidez que en otros compromisos, y ante la necesidad de buscar el resultado con desventaja desde muy temprano, el todo terreno del Cali tuvo malos momentos en el compromiso con algunas distracciones e imprecisiones, los movedizos volantes Castrillon, Quiñones e incluso Ricaurte le complicaron por momentos, permitiendo espacios a la hora de contragolpear. En Medellín con una propuesta mas conservadora, su juego tendrá que acentuarse, será definitivo en la balanza.

Christian Rivera: Es el distinto del Cali y Colombia ya lo sabe, Bobadilla tomó precauciones, escalonó bien la marca sobre Rivera y limitó su campo de acción, retrasando su juego y mermando su capacidad ofensiva, así y todo le alcanzó al #16 para dar una mano en la confección del 1×1. En casa brilló mas por su faceta defensiva que ofensiva y terminó exhausto. En el Atanasio junto a Balanta, tendrán que ser el equilibrio perfecto para conservar la ilusión del título.

Andrés Arroyo: Con menos intensidad que en otros compromisos, metió los dos balones mas importantes del 1er. tiempo para el Cali, el primero lo remataría Feiver Mercado de cabeza, pasando cerca a puerta y el segundo acabaría tras otro toque, en un remate de Déiber Caicedo. En marca, agrando algunas veces mas de lo necesario, cuando su especialidad es la persecución y asfixía sobre el rival, llevandolos a tomar malas decisiones, esa falta de intensidad se notaría en la maniobra del penal para el DIM, ni él, ni Angulo, buscaron sacar el balón a Mosquera, solo seguirlo, sacó el centro y de ahí todo lo demás. En el Atanasio puede ser importante en lo que sabe hacer, en ataque y marca.

Déiber Caicedo: Fue el mejor de los verdes, entendió que se jugaba una final y quería figurar. Don ‘Déi’ comenzó el compromiso con algunos rasgos de individualidad que minutos después trasladaría al colectivo, fue el de la gambeta, la combinación y el disparo. En el 1×1, recibe el balón de Dinenno, que le devolvió con un pase magistral para la palomita del ‘9’, en el 2×2 acudió a su siempre buen remate a balón parado, Dinenno buscó rematar, golpeó en un rival y Feiver bien ubicado de derecha igualó las acciones. Fue el mejor del Cali, y la ovación de las 30.000 almas presentes así se lo hizo saber. Sueña con el título.

Feiver Mercado: El segundo goleador de los azucareros no pudo construir juego con comodidad desde la media punta, como en otros partidos, tuvo un remate suave que terminó en un ‘corner’, luego dentro del área tomó el muy buen centro de Arroyo buscando su gol, pero su remate de cabeza aunque cercano al vertical, se fue desviado, tendría otro remate de cabeza tras centro de Andrade, que era mas para Dinenno y su destino sería el mismo: fuera del campo. La revancha vendría en el 2T, en la busqueda de la igualdad, la jugada a balón parado que ejecutó Déiber y buscaría rematar Dinenno, le sonrió al galapeño, que anotó uno mas para su cuenta y con la ‘mocha’. Sigue sumando.

Juan Dinenno: El goleador rosarino conquistó su primer gol en el certamen y 4to. gol en 3 partidos seguidos actuando, demostrando que está en racha. Si hubiera premio al mas combativo, seguramente casi siempre sería suyo. Constantemente fue a buscar las posibles y las imposibles también. En su gol arma la jugada y corre para ubicarse y definir. Golazo de palomita, en el de Feiver también lo intentó. En el cierre criticó al árbitro con vehemencia y con razón, no baja los brazos de cara a la vuelta.

Cambios:

Carlos Rodríguez: El guajiro ingresó al minuto 67° por Andrés Arroyo, se ubicó en una banda y no aportó ni intensidad, ni juego. Mas de lo mismo, cuando entra de ‘recambio’.

Agustín Palavecino: El argentino entró por el mejor del juego, Déiber Caicedo sobre los 75° de partido, intentó inyectar la intensidad que se había diluido con el pasar de los minutos, lográndolo por momentos. Hace pensar a Pusineri para la vuelta.

Kevin Velasco: Su buen momento en los últimos partidos, hacía pensar que tendría mas minutos, jugó en el descuento tras la salida de Mercado.

El Técnico:

Lucas Pusineri apostó por el equipo que venía disputando partidos complejos rumbo a la final de Copa, y la clasificación a los cuadrangulares, sostuvo a Déiber y Arroyo, y aguantó a su predilecto, Agustín Palavecino en el banco, para no apurar su puesta apunto. Déiber fue el mejor, Arroyo tuvo un mejor primer tiempo que segundo, pero en defensa todo mal, los automatismos se trabajan, Pusineri es un apasionado de la pelota quieta y sus variantes. Pero su símil en movimiento le cuesta a su equipo (centros), y se hace un dolor de cabeza que puede ser definitivo por la instancia en la que están. Su tridente defensivo (Wallens, Rosero, Renteria) fueron los mas flojos del juego, brindando cualquier cosa, menos seguridad a sus compañeros, detalle no menor. Además, los laterales y medios defensivos tampoco tuvieron su mejor versión. Que la moneda quede de pie, equilibrada e intacta, será el reto del D.T. que sueña con su primer título en la A.

El Árbitro:

No suelo hablar en especifico sobre el arbitraje, pero en está oportunidad haré una excepción tras la particularidad con la que pitó y manejaron el señor Nicolás Rodríguez (Asocafa) y sus asistentes Cristian De La Cruz (Nariño) y Javer Motta (Cundinamarca) la gran final de la Copa Águila.

Para comenzar es incomprensible que para una final de prestigio como pretende la Dimayor sea la de la Copa Águila, no se cuente con un arbitraje avalado por la FIFA, por la sencilla razón de que: “No habían”, y aún mas preocupante, que para la vuelta en Medellín tampoco los habrá, aunque no debió ser elegido, el señor Rodríguez y su grupo arbitral aparecieron por Palmaseca y con la misma dejadez que los eligieron sin ser silbatos de experiencia, los enviaron ¡sin equipo!, los dichosos intercomunicadores esenciales en cada fecha de la Liga y fases previas del torneo que se disputaba, brillaron por su ausencia en Palmaseca, inconexos e imprecisos, quiero pensar fue la razón para no ver el penal ‘gigantesco’ que 60.000 ojos observaron a la primera, tras la falta sobre Mercado evidente dentro del área. Más de 20 encuentros lleva el Deportivo Cali sin que se le sancione un penalti a favor, cuando se han presentado diferentes maniobras dudosas a lo largo de las fechas y las competencias. Es inevitable pensar a estas alturas, ¿casualidad o causalidad?.

El Podio:

1. Déiber Caicedo: Don ‘Déi’ entendió el escenario en el que estaba, puso el fútbol y la intensidad para conseguir la igualdad en ambas oportunidades.

2. Juan Dinenno: El goleador sigue en racha y empató el juego en el momento oportuno (el 1×1), es el mas combativo de los verdes.

3. Feiver Mercado: El Atlanticense también viene fino de cara al arco, y con su gol salvó la ilusión de obtener el campeonato.

Juan David Arcos Grajales.
Comunicador Social y Periodista
Programa: El Corrillo de Mao
Twitter: @ArcosJD90
Facebook: Juan Grajales

Deja tu comentario

Compartir