Columna de opinión: A mi entender, el plantel azucarero no es tan corto

Deportivo Cali con su derrota en su templo por la mínima diferencia recibiendo a Tolima, quedó fuera del privilegiado grupo de los ocho, reduciendo notablemente sus ahorros de cara a la seguidilla de partidos que se le vienen cada 72 horas, luego del próximo 15 de octubre, por su doble competición: Copa Sudamericana y Liga Águila.

Y nombro primero al certamen internacional, ya que desde tiempo atrás, por distintas decisiones del técnico Gerardo Pelusso, me da la fuerte sensación que la Sudamericana es la joya de la corona, la principal premisa, el objetivo primordial  al que apuntan los cañones de la Institución Verdiblanca en este segundo semestre del año. En este hilo me pregunto, ¿Hay plantel para competir con altura en los dos torneos?

En los tres próximos partidos por Liga que deberá enfrentar el colectivo caleño: Santa Fe (V), Patriotas (L), Nacional (V), el entrenador uruguayo tendrá una semana entre cada duelo para prepararlos. Pero, luego del compromiso ante los verdolagas, se viene el clásico de local a mitad de semana, la visita a Alianza el fin de semana continúo y después, la ida por los Cuartos Final de la Sudamericana que podría ser el martes o miércoles siguiente.

Jaguares en el estadio verdiblanco será el nuevo reto  tres días después y luego, a mitad de semana, la vuelta de los cuartos entre el 30 de octubre y el 1 de noviembre.

Restaría por Liga la visita a Bucaramanga y recibir a Pasto en la última del ‘todos contra todos’ duelos con diferencia de una semana, no obstante, ante la clasificación que todos esperamos obtenga Deportivo Cali a las ‘Semis’ de la Sudamericana, nuevamente se deberá jugar cada 72 horas, ya que la ida de esta instancia se disputará entre el 7 y 8 de noviembre.

En ese sentido, y teniendo en cuenta el plantel actual del elenco azucarero, indudablemente no hay dos equipos de primer nivel que encaren ambas competiciones, pero, a mi entender, si hay un grupo principal y uno combinado, no alterno, para utilizar cuando el calendario se apriete.

Esto lo direcciono a la Liga Águila, ya que, en orden de prioridades, según lo que ha mostrado el DT ‘charrúa’ en sus posturas futbolísticas, cuando debe decidir qué equipo priorizar, siempre se inclina por proteger al que enfrenta la Sudamericana.

Veo totalmente innecesario arriesgar la clasificación a los ocho finalistas, disputando estos compromisos de Liga con un grupo totalmente alterno, como en la mayoría de los casos ha decidido el técnico Pelusso, esto basándose en el cuidado de cargas de su plantel principal.

Es un argumento más que válido, el cual para mí, con algunas rotaciones en el grupo titular ligadas a esta acertada teoría física, se puede perfectamente encarar con altura tanto la Copa Sudamericana, como la Liga Águila. Es decir, una base del equipo habitual con algunas variantes por desgaste en la Liga, y lo mejor que tiene Deportivo Cali en su plantel, para ir por la Copa Sudamericana.   

La grandeza de Deportivo Cali le impide ir únicamente por un torneo, Macnelly Torres manifestó que “sería un suicidio enfocarse en un solo certamen”, Andrés Pérez, por su parte, señaló que deben “priorizar ambos campeonatos”

 

Nel Sandino
Twitter @nelsandino1
Para: Te Quiero Cali

——
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de TeQuieroCali.co.

Deja tu comentario

Compartir