Columna de opinión: A derrumbar mitos, Cali

Dicen que las grandes gestas vienen de grandes golpes. Y creo que el Deportivo Cali ha superado cualquier cantidad de obstáculos este semestre que hacen pensar que el equipo puede con todo. Ojalá.

Siento que este equipo, más allá de su juego, ha empezado a sacudirse de ese costal que carga encima de “equipo perdedor” en los últimos tiempos, por supuesto sacando el año 2015 de ese saco.

Iniciamos con dudas en las contrataciones, críticas por los cinco millones de dólares de inversión, apaciguadas un poco con la contratación del goleador José Sand. Luego el Torneo Fox, en donde nos superaron Santa Fe y América y solo conseguimos un tímido empate ante Millonarios. Ninguno daba un peso por este equipo. Hoy, el que está peleando el cupo a una semifinal es el Cali, los otros tres están afuera de la fiesta.

Después, para seguir en esa línea, el equipo tuvo un inicio de campeonato muy malo al empatar de local con Envigado. 4 puntos de 12 posibles en las primeras fechas, alguna mejoría en el juego pero no en la tabla. Y luego, cuando el equipo empezó a conseguir resultados y a enamorar a la gente, algunos chistosos quisieron tirar todo por la borda en la asamblea ordinaria. Nunca faltan.

Y para acabar de completar cuando pensábamos que íbamos a clasificar con holgura y que empezaríamos a ver un equipo continúo en juego y resultados, un bajón nos puso a prender velones para clasificar hasta la última fecha.

Ha sido un torneo lleno de obstáculos pero con Gerardo Pelusso a la cabeza, el grupo los ha sabido sortear. Y ahora viene la prueba más difícil, mantener esa ventaja que tiene el equipo ante el mejor onceno del fútbol colombiano, en un escenario muy hostil e imbatible este semestre, hasta ahora.

Este es un juego diferente a los anteriores. Hay un técnico experimentado, acostumbrado a dirigir este tipo de partidos, no siempre los ganará pero sabe a qué se va a enfrentar. No es una revancha de lo que sucedió el año pasado, pero estoy seguro que jugadores como Rosero, Ángulo, Pérez, Aguilar, Benedetti, Sambueza, entre otros, tienen una espinita clavada que hará que disputen este partido con otra disposición, y espera uno que hayan aprendido la lección.

A este Nacional se le puede ganar, no es invencible. Tiene muchísima jerarquía por todo lo ganado en los últimos cinco años, y en su estadio se hace fuerte, hay que respetarlo pero no temerle, porque en mi opinión, es un Nacional diferente al de Reynaldo Rueda y al de Juan Carlos Osorio, a esos equipos antes de enfrentarlos era mejor persignarse para evitar una catástrofe, cosa que tampoco funcionó en algunas ocasiones.

Pase lo que pase creo que este equipo se va a empezar a acostumbrar a competir de tu a tu con los mejores, el proyecto con Pelusso va por el camino correcto, hay que respaldarlo para que de frutos, ojalá empiece a darlos desde ahora.

Muchachos tienen una oportunidad maravillosa de dejar en el camino al gran favorito, de derrumbar mitos, la oportunidad para que nos vean con otros ojos y no como el que “no tiene nada qué hacer ahí”, como se ha dicho en la mayoría de los programas deportivos a nivel nacional, es una linda oportunidad para darle a la hinchada una alegría maravillosa que creo que se la merece.

PD: Por favor, ojo con esos goles a los 2 minutos de juego que se tiran todo lo planeado. Como dice Bielsa, “huele a sangre”, salgan a matarse en esa cancha.

 

 

Juan Sebastian Duque
En twitter – @juanseduc

——
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de TeQuieroCali.co.

 

Deja tu comentario

Compartir