Así fue el rendimiento de los jugadores del Cali frente a Santa Fe

Sin ‘Invictus’:

Ante 6.209 espectadores que se dieron cita en el ‘Coloso’ la fría noche del miércoles, el onceno azucarero tiró de su amor propio, y con ganas, vigor y buen fútbol se impuso por la minima diferencia (1×0) ante el equipo cardenal, ‘derogando’ su invicto de 13 fechas en la Liga Águila, e igualando en cifras a los aventajados del grupo B. ¿Cómo le fue a los protagonistas?

Johan Wallens: El portero canterano mejoró su actuación respecto a juegos anteriores y tuvo un par de intervenciones definitivas que pudieron terminar en gol de Santa Fe, salió bien librado en dos duelos ante Jefferson Duque, (el primero de ellos, con falta – penal), el segundo definitivo, mano a mano ante el #9, donde el pulso lo ganó el golero de 1.90 cm, en el juego aéreo debe seguir trabajando. Fue importante.

Juan Camilo Angulo: El capitán del equipo mostró una regularidad en ambas facetas, aunque tuvo mayor responsabilidad en defensa y fue mas recatado en ataque, cumplió sobre manera en el apartado defensivo, fuerte por arriba y por abajo. De lo mejor en la zaga verdiblanca.

Dany Rosero: El zaguero conquistó el gol de la victoria y una vez más desahogó todos los sentimientos que lo atraviesan en tiempos recientes, grito de gol que permitió a los verdes reactivar la ilusión de alcanzar la final. En defensa se entendio bien con Moreno y estuvo atento a los relevos en su zona. Como dato, Rosero lleva 9 goles con el Cali desde su arribo, 5 de ellos los anotó este semestre.

Kevin Moreno: Como indeciso político en elecciones, (“entre Chontico y Ospina, elijo a Eder”), así estaba el técnico Lucas Pusineri, quien aplicó la oración mencionada eligiendo al ‘Tanque’ de la cantera, entre Renteria y Delorenzi. Moreno que no aparecía desde el juego ante Envigado, no desentonó y jugó como si de un habitual se tratase, la velocidad no es su fuerte pero lo compensó con su buen manejo de biotipo, con un estilo de marcaje propio del baloncesto, abriendo los brazos y muy cercano al rival, limitaba los movimientos de Balanta o de Duque, cortando jugadas, o creando retroceso del juego rival. Por arriba fue impasable. Grata sorpresa.

Darwin Andrade: El lateral izquierdo regresó al 11 titular tras superar pequeñas molestias físicas, y al igual que su compañero de la derecha, fue mas cauto en sus salidas ofensivas y estuvo mas pendiente de la defensa, su rival de la noche: Maicol Balanta, el ‘expreso cárdenal’, que junto a Carlos Arboleda fueron los de mayor riesgo en campo bogotano, le causaron dificultad en algunas ocasiones, en general manejó bien su costado y los relevos junto a Moreno y Velasco posteriormente.

Andrés Colorado: La Torre (1.88 cm) del Deportivo Cali regresó al once inicial tras tres partidos de ausencia, aunque en el 1T tuvo un par de desatenciones junto a Rivera en la entrega del balón, se atempero y adueño del mediocampo con presencia, cabeza fría y levantada y buen manejo de balón, no dudó en pasar al ataque en mas de una ocasión, e incluso en poner dos balones de gol durante la noche, en corto y en largo puso a jugar a los verdes sin descuidar sus labores defensivas. En la pelota quieta dio una mano en defensa y ataque. Pusineri duerme tranquilo con el reemplazo de Balanta, que además puede hacer las veces de #8.

Christian Rivera: El #16 del Deportivo Cali se sacudió un poco tras los últimos tres partidos de relevancia donde su presencia se vio mermada, corriendo de principio a fin, recuperando balones, cambiando de frente y proponiendo juego por momentos, el Rivera ‘alegre’ se dejó ver por Palmaseca. La cancha pesada (mojada) no fue impedimento para cortar los bríos del medio campista caleño que intenta volver por sus fueros.

Agustín Palavecino: Con muchas ganas pero con poca profundidad en ataque, así comenzó el partido el ex Platense, que con el pasar de los minutos no restó sacrificio pero si sumó juego, en la segunda mitad se vería su mejor versión, corriendo, ganando los duelos y asistiendo para gol a sus compañeros, Feiver y Dinenno recibieron los honores, pero no dejaron caer los goles. Al final saldría extenuado del campo por Rodríguez. Su nivel va en alza.

Déiber Caicedo: El pequeño volante de 1.65 cm, cada día que sale al campo demuestra que en su posición el fútbol no se mide por talla, sino por calidad, cada jugada, cada finta, cada mano a mano que encara, lo hace con temperamento y derroche, factor clave que permite que el pequeño gigante de Barbacoas marque la diferencia, no se guarde nada y no amilane ante una, dos, tres y hasta mas intentos rivales de jugar fuerte contra él. Ante Santa Fe fue el desequilibrio. Caicedo quiere figurar, y lo está logrando.

Feiver Mercado: El Galapeño tuvo la mejor opción del primer tiempo, tras un balón profundo y muy bien ubicado del también ex Cortuluá, Andrés Colorado, quedó mano a mano con el arquero y en su intento de desbordar a Castellanos, agrandó la jugada permitiendo posicionarse mejor al arquero, y al zaguero que llegaba a tapar la portería, al final el golero le ganaría el duelo. Para destacar, de sus pies salió el centro desde la esquina para el gol de cabeza de Dani Rosero, formula ya vista en los de Pusineri. Fue el cambio cantado tras correr los primeros minutos del 2do. tiempo.

Juan Dinenno: Corre, lucha, hace goles y se queja, todo en el mismo combo, ese es el ‘pack’ del goleador argentino que ante la cancha pesada y al igual que sus compañeros no aflojó ante el reto y corrió de principio a fin, tuvo un par de opciones claras para marcar, la mas destacada, quizá el balón que gana a borde de área, incursiona en la misma, elude un marcador y busca su gol con un remate que terminó desviado. Como anécdota, el árbitro Wilmar Roldan de tanto escuchar sus quejas por sus decisiones en el partido, le invitó a tomar el silbato con un: “pite usted”.

Los Cambios:

Kevin Velasco: El habilidoso volante ingresó por Feiver Mercado al 70° de compromiso, con su juego de banda buscó generar peligro en ataque y ayudar en marca al lateral, ante Arboleda y Balanta.

Carlos Rodríguez: El guajiro entró al minuto 80° por el agotado Palavecino con la intención de controlar el juego, aunque tocó algunos balones, perdió otros mas, dejando la labor a Colorado. Estuvo a la par de la noche: frío.

Andrés Arroyo: El monteriano ingresó al 90 + 2° de descuento para el aplauso de Déiber Caicedo y apoyar la banda derecha.

El Técnico:

Lucas Pusineri nunca deja de sorprender, en la fría noche vallecaucana se jugaba practicamente al todo o nada ante un complejo Santa Fe, con 13 juegos de invicto y una solida propuesta que respaldaba sus números. Cuatro cambios de entrada respectó a Barranca, eso sí, algunos por necesidad: Moreno por Renteria, Andrade por Velasco, Colorado por Balanta y Mercado por Rodríguez, las caras mas nuevas (y de menos minutos) funcionaron y sorprendieron (Colorado y Moreno), pasaron los 20° primeros minutos de nerviosismo y lograron afianzarse en el partido con eficiencia, la formula en la que apostó a balón parado, Mercado y Rosero le regaló el gol de la victoria, y el grupo del argentino logró salir de la UCI de los malos resultados, deja el respirador en el nochero de la Casona y mirá con optimismo el clásico del próximo domingo en el Pascual.

Podio:

1. Andrés Colorado: El espigado volante mostró el temple necesario cuando el partido mas lo exigía, calmó los animos y afianzó a los suyos en el campo.

2. Dany Rosero: El central goleador no solo salvó la jornada con su gol, derribó al ‘Invictus’ Santa Fe, y creció en juego y seguridad junto a Moreno luego de algunos compromisos irregulares en la zaga.

3. Déiber Caicedo: Hoy por hoy es el que alegra la grada con su desparpajo y dicharachería con el balón. Líder del ‘chiqui-fútbol’.

Juan David Arcos Grajales.
Comunicador Social y Periodista
Programa: El Corrillo de Mao
Twitter: @ArcosJD90
Facebook: Juan Grajales
Instagram: arcosjd

Deja tu comentario

Compartir